Ocho mil quinientas personas asistieron al concierto de la OSN en Iquitos

  • Actividad auspiciada por PETROPERÚ inaugura giras culturales por el Bicentenario de la Independencia nacional

El Perú quiere cultura. Así lo demostró la presencia de ocho mil quinientos asistentes en el estadio Max Augustín de Iquitos para escuchar un concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), primer conjunto musical del país, que visita esta ciudad por primera vez desde hace medio siglo.

El evento, auspiciado por PETROPERÚ como parte de su política cultural descentralizada, concitó la atención de la población local que, pese a una llovizna, acudió masivamente a disfrutar de un espectáculo cultural de primer nivel. Muchas personas portaban pequeñas capas y paraguas, que finalmente no hubo necesidad de utilizar.

La OSN, dirigida por el maestro Fernando Valcárcel, interpretó obras muy conocidas del repertorio clásico, como El murciélago de Johann Strauss II o Carmen de Bizet. Asimismo, ofrecieron temas que elevaron el entusiasmo del público, como la famosa «Contamanina», y un mix de Juaneco y Su Combo, con la popular canción «Ya se ha muerto mi abuelo», entre otras melodías amazónicas. El concierto se brindó bajo una producción escénica de gran nivel.

Participaron en la inauguración los ministros de Cultura, Luis Jaime Castillo Butters; de la Producción, Rocío Barrios Alvarado; y el gobernador de Loreto, Elisbán Ochoa. Este concierto es parte de un ciclo de presentaciones que realizarán distintos elencos nacionales del Ministerio de Cultura con motivo del Bicentenario patrio.

Cabe destacar que es la primera vez que una orquesta sinfónica se presenta en esta instalación con capacidad para más de ocho mil personas, la cual fue especialmente adaptada para garantizar las condiciones estructurales de acústica e iluminación que la primera orquesta del país requiere.

El auspicio a este evento es parte del Plan de Gestión Cultural de PETROPERÚ, que busca promover la producción y acceso a la cultura, así como la ciudadanía intercultural, mediante el apoyo y fomento de las diversas manifestaciones del arte y cultura nacionales.