Relacion con inversionistas

  • Contáctanos

Memorias de sostenibilidad

Cero tolerancia al trabajo infantil

Ver más

Pueblos indígenas

Estamos incorporando la óptica indígena en nuestros procedimientos a fin de contar con una verdadera relación intercultural con las poblaciones amazónicas originarias. Por ello, hemos realizado las siguientes acciones:

Consultoría de relacionamiento comunitario con comunidades nativas

En 2015 concluyó una consultoría de relacionamiento comunitario con comunidades nativas que permitió elaborar un diagnóstico de las expectativas de las comunidades aledañas a nuestras operaciones y la propuesta de un renovado mecanismo de relacionamiento llamado “Jinta Wakemun” (“El camino que queremos”), que involucra la definición participativa de proyectos.

Incorporación de profesionales indígenas para relacionamiento comunitario en el equipo de PETROPERÚ S.A.

Contamos con dos profesionales indígenas para un mejor relacionamiento, especialmente con las comunidades en la que se necesita hablar un idioma diferente al español (awajún o wampis): el Dr. César Sara Sara, supervisor de relaciones comunitarias, y el Sr. Pedro Kuji, relacionista traductor.

Apoyo en la acreditación de autoridades comunales en Tramo II

Con el objetivo de visibilizar a las poblaciones de Tramo II del Oleoducto Norperuano para que puedan acceder a diferentes programas y proyectos del Estado, hemos apoyado la acreditación de 13 comunidades nativas del Tramo II.

Convenio con la nación Awajún Wampis

Como parte de nuestra voluntad de diálogo y trabajo conjunto con las comunidades cercanas al Oleoducto Norperuano, así como nuestro compromiso de desarrollar actividades que preserven el ambiente y propicien el progreso de la Amazonía peruana, firmamos un convenio de cooperación interinstitucional con comunidades Awajún y Wampis de Amazonas para colaborar conjuntamente en favor de las comunidades nativas.

Este acuerdo nos compromete a capacitar a la población en temas ambientales, protocolos y monitoreos de calidad ambiental, a desarrollar labores de desbroce del derecho de vía del Oleoducto Norperuano (ONP), a promover la conformación de brigadas de seguridad que velen por la integridad del ONP, a desarrollar talleres directos y virtuales para fortalecer capacidades en los líderes y pueblo Awajún y Wampis, entre otras acciones.

Monitoreo socioambiental participativo: de forma transparente, promovemos la participación de los representantes de las poblaciones aledañas a nuestras operaciones y proyectos en el monitoreo de los parámetros ambientales de nuestras actividades. Tras capacitarlos en los principales fundamentos y protocolos de monitoreo, pueden dar fe de que realizamos nuestras actividades respetando la normativa ambiental aplicable.

En 2017, se capacitaron más de 150 monitores ambientales de más de 100 localidades en Lima, Loreto y Talara.

Plan de desbroce y sistema de alertas tempranas: consiste en el ordenamiento y la participación de las empresas locales aledañas al Oleoducto Norperuano (ONP) mediante un registro de proveedores que cumpla con sus obligaciones laborales, tributarias y adopte políticas de seguridad y salud ocupacional. Fomentaremos  oportunidades laborales gracias a la contratación del 100% de mano de obra local, la que será coordinada en asambleas comunales. Esto garantizará total transparencia y plena participación de la población a través de un sistema de trabajo rotativo.

Seguridad y salud de las comunidades

Todos los años capacitamos a las poblaciones y comunidades aledañas a nuestras operaciones (refinerías, poliducto y Oleoducto Norperuano) en riesgos que podrían enfrentar, así como en el plan de respuesta si estos se materializan.

En 2017, 582 pobladores aledaños a nuestras instalaciones recibieron charlas de riesgos sobre riesgos de ductos y refinerías